Traumatismo en diente permanente inmaduro (niño de 9 años)


Caso clínico Dra.Gema Lara (endodoncista y estética):

Cuando se produce un traumatismo en un diente permanente joven, es importante ver si el diente tiene formada completamente la raíz o no.

La formación completa de la raíz, el cierre apical completo, se suele producir entre los 2 a 5 años después de la erupción.

Si el diente tiene formada en su totalidad la raíz, y necesita que se le realice tratamiento endodóntico , ya sea por pulpitis irreversible (inflamación) o necrosis (infección), se realizará un tratamiento endodóntico habitual.
Si el diente no tiene formada en su totalidad la raíz, y presenta exposición pulpar (del nervio) grande, el traumatismo ha sido hace más de 24 horas, y existe pulpitis irreversible o necrosis pulpar, el tratamiento de elección es la apicoformación.
En el caso clínico que presentamos, el paciente en el momento de sufrir el traumatismo tenía 7 años, la raíz no estaba formada al completo, pero presentaba vitalidad pulpar conservada (nervio sano). Se le repuso el fragmento fracturado y se le realizaron visitas de control periódicas para ver la evolución de la vitalidad de la pulpa. Tras perder de nuevo el fragmento, acudió a la consulta, ya con necrosis pulpar (infección) y absceso apical agudo.

Se procedió a realizar el tratamiento de apicoformación. Se procedió a administrar anestesia infiltrativa con lidocaína la 2% con vasoconstrictor. Realizamos aislamiento absoluto con dique de goma. Se eliminó toda la pulpa (nervio), en este caso necrosada, y se desinfectó el conducto radicular con irrigación. Se secaron los conductos con puntas de papel y se colocó una medicación intraconducto (hidróxido de calcio + yodoformo) durante 15 días. También se recetó antibiótico durante 1 semana.




En la siguiente visita, después de los 15 días, se realizó la apicoformación con Mineral Trióxido Agregado (MTA). (Anestesiando y realizando aislamiento absoluto como en la visita anterior). Se eliminó la medicación que pusimos en la visita anterior, se irrigó, se secó, y se fue colocando el MTA verificando con radiografías la colocación correcta. Se colocó un algodón y un material de obturación provisional. (El MTA se endurece en presencia de humedad).

En la siguiente visita, se finalizó el tratamiento, colocando en este caso un poste de fibra de vidrio y composite:




Pasado un mes se realizó visita de control:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *