Cirugía e Implantes


Implantes Dentales


Los implantes son cilindros de titanio que sustituyen la raíz de un diente natural que se ha perdido.
Sobre ellos se colocará la prótesis y por ello nos permiten reemplazar la pieza natural por una pieza artificial de excelente funcionalidad y estética.


De modo que el objetivo de los implantes es por una parte funcional (permitiendo recuperar la función masticatoria) y por otra parte estética (ofreciendo un aspecto lo más natural posible de los dientes sustituidos).


El implante se une al hueso por un proceso llamado osteointegración, mediante el cual se establece una conexión directa entre el hueso y el implante.

Cuando se ha producido la osteointegración el implante se encuentra firmemente unido al hueso y éste puede soportar la prótesis.

La unión mediante la osteointegración es muy estable en el tiempo por lo que estos tratamientos ofrecen resultados satisfactorios que se disfrutan durante muchos años.


Debido a que el implante dental se ancla en el hueso maxilar o mandibular, es necesario que el paciente disponga de hueso suficiente para que un implante dental se integre con éxito.
En ocasiones, es preciso realizar técnicas de cirugía avanzada como el injerto óseo o la elevación de seno.

Clínica Broch Dental tiene el equipo de especialistas adecuados para cubrir cualquiera de estas necesidades.


Por todo ello, optamos por la colocación de implantes dentales cuando se pretende reponer dientes con estabilidad similar o incluso superior a la de los naturales perdidos, evitando utilizar dientes adyacentes; Rehabilitar la boca funcional y estéticamente con calidad y precisión; Obtener un anclaje para las prótesis dentales móviles, aportando la estabilidad necesaria para dar confort y seguridad, como si fueran prótesis fijas; Y conseguir que el hueso de los maxilares mantenga su función y evitar de esta forma el deterioro de los tejidos y el aspecto de cara envejecida por formación de pliegues y arrugas.


La cirugía de colocación de un implante dental consiste en una intervención de poco más de 30 minutos (dependiendo del caso) y habitualmente se utiliza anestesia local.
El postoperatorio supone en la mayoría de los casos molestias que duran unos días y que se manejan perfectamente con la medicación y las instrucciones postoperatorias que damos en la clínica.
Es muy importante mantener una higiene cuidadosa y seguir las indicaciones de los profesionales tras la cirugía.

En pacientes que tienen fobia al dentista se puede administrar sedación consciente, realizada y monitorizada en todo momento por un anestesista.

Tras la extracción dental y la colocación de los implantes, el paciente nunca debe ir sin dientes. Se pueden colocar prótesis provisionales en el mismo momento de la extracción y de la colocación de implantes.

Las prótesis definitiva se coloca tras unos dos o tres meses de espera una vez realizada la cirugía. Implantes que han requerido técnicas quirúrgicas avanzadas pueden requerir un tiempo de oseointegración de hasta seis meses.



Los implantes se pueden colocar en los jóvenes una vez completado el crecimiento.
En adultos no existe contraindicación en razón de la edad. 
No existe una edad máxima para la colocación de implantes dentales. La única limitación radica en el estado de salud de la persona.

De hecho, existen muy pocas contraindicaciones absolutas, entre las que destacan enfermedades graves que alteran el metabolismo del hueso, infecciones específicas, tumores malignos o radioterapia en dosis alta.

Es muy importante aclarar que los implantes no provocan rechazo en el organismo, sólo puede fracasar la oseointegración (2% de los implantes).

Nuestro equipo le indicará las pruebas necesarias para verificar que su salud general permite efectuar un tratamiento con implantes.


En fumadores los implantes dentales responden peor. Por este motivo se recomienda no fumar.

El tabaco perjudica a la cicatrización y los procesos reparativos tras la cirugía y dificulta el mantenimiento de la salud de los implantes a largo plazo, comprometiendo la duración del tratamiento.

Si usted es fumador debe ser consciente de estos riesgos y comentarlo con nuestro equipo antes de comenzar un tratamiento con implantes.


En nuestra clínica dental, tenemos un elevado éxito de osteointegración.

En caso de no obtenerse una buena integración (establecido en un 1,5% de los casos), puede procederse a realizar el implante nuevamente dejando transcurrir un periodo de tiempo.

Para el mantenimiento de los implantes dentales es importante seguir las pautas de higiene que le indicaremos y realizar revisiones en nuestro centro cada 6 meses.

Elevación de Seno


Algunos pacientes no presentan estructura ósea en cantidad y calidad suficientes para la colocación de implantes.

En el maxilar superior esta situación es más grave en la zona del seno maxilar, en la cual es frecuente encontrar una altura de hueso insuficiente para albergar implantes dentales.

Ante esta situación, la colocación de implantes puede ser viable mediante la elevación del seno maxilar.



La elevación de seno maxilar es una cirugía en la que se aumenta la altura de hueso del maxilar superior a nivel de molares y premolares, lo que le permite realizar un tratamiento de implantología donde antes no se podía por falta de hueso.

Se añade el hueso sintético entre el suelo del maxilar y la membrana de sinusal que se mueve hacia arriba con el fin de hacer espacio para el hueso que se regenerará y permitirá fijar los implantes de titanio.


La elevación de seno maxilar es una de las técnicas quirúrgicas de implantología más versátiles para permitir la colocación de implantes dentales. Se utiliza cuando no hay suficiente altura ósea en el maxilar superior para colocar un implante dental.


La cirugía de elevación de seno es una técnica de cirugía avanzada que presenta un elevado éxito en nuestra clínica. Es importante que siga las pautas pre y postoperatorias que le indicará el equipo de cirugía de Clínica Broch Dental.

Dra. Mª Jose Adserias
COEC: 4048